Los errores
no se niegan,
se asumen;
La tristeza no se llora,se supera
Y el amor no se grita,se demuestra.
Sé fuerte para que nadie,te derrote,
Sé noble para que nadie te humille,
Sé humilde para que nadie te ofenda
Y sigue siendo tú Para que nadie te olvide

domingo, 11 de marzo de 2012

El color del cielo, empezó a cambiar.


                                  El color del cielo empezó   a cambiar. 


El color del cielo
empezó   a cambiar.   
Lo remoto está.
Su luz  me aborda,
se mezcla en mí ser.
No las sombras, su silencio.
Que  no reflejaban,
que no existían en la profundidad.

La luna canturreaba
al ritmo del Jazz.
Las estrellas bailan
juegan  con la quietud
de la sombra.
 El azabache se mezcla
con ritmo, con mi prudencia
con temor.

 Donde nada pasa  
donde todo permanece
mi corazón baila.
Quieta está  la noche,
la luna baila, baila
 donde nunca pasa
el corazón delira
mi silencio baila y baila



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada