Los errores
no se niegan,
se asumen;
La tristeza no se llora,se supera
Y el amor no se grita,se demuestra.
Sé fuerte para que nadie,te derrote,
Sé noble para que nadie te humille,
Sé humilde para que nadie te ofenda
Y sigue siendo tú Para que nadie te olvide

domingo, 5 de agosto de 2012

los silencios ignorados



La luna nueva volvió a la noche de los silencios ignorados.
Regreso con el acento que ilumina el desvelo.

Escudriña lo recóndito de cada bestia
que deambula perdida en quimeras
evocando su esencia,
acechada,  no compartidas con el albor.

Diosa de seres elementales.
Diosa de los sentimentales y desahuciados
que requieren de tú gélido ardor para florecer
en una oscura tintura de acasos.

Como gozo en la oscuridad.
Derramo la plenitud de lo puro y básico,
Sin batallas consagradas de la cotidianidad.
Sin precisar indago en la herencia misma de la naturaleza.

Broto en las pasiones originales
del tocar y sollozar.
Ella con su tinte nos hace puros,
sin humanidad.

Bebo del placer de la muerte y de la vida
en la soberanía de lo esencial
lo admirable de las fieras
que no tiene humanidad


Sus príncipes bastardos, el miedo y el desazón
campean en el feudo de lo innecesario
aullando fieramente a la tiranía de la luz
que da un cometido a todos sin enlazarse con la creación

Pero tú, nada sabes de tus siervos,
solo los envuelves en cada ciclo
los alumbras para que sean ellos.
Los de tinte blanquecino y pupilas  cerradas

La luna nueva volvió a la noche de los silencios ignorados.
Regreso con el acento que ilumina el desvelo.

lola

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada