Los errores
no se niegan,
se asumen;
La tristeza no se llora,se supera
Y el amor no se grita,se demuestra.
Sé fuerte para que nadie,te derrote,
Sé noble para que nadie te humille,
Sé humilde para que nadie te ofenda
Y sigue siendo tú Para que nadie te olvide

sábado, 29 de diciembre de 2012

Todo concluye, maléfico e inocente.



El agua fluye del cielo gris
un cielo espeso y sin definir.
Lo veo, parece uniforme y cerca
 Casi puedo  tocar con las puntas de los dedos.
La humedad busca amparo en mis huesos,
 yo reacciono a está sensación incómoda
que no es dolor,
solo una forma más
de sentirme extraña.

Nosotros los transeúntes del día
vemos el cielo y la lluvia
y apreciamos esta dolencia
que no es propia
y seguimos porque nunca es duradero.

Hoy viernes,
por fin se acaba la semana,
todo concluye, maléfico e inocente.
Ya llegara otro cielo nítido
donde el día sea de color
y las emociones se tornen
claras y satisfactorias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada